Las luchas mineras del siglo XXI en México

Oscar Alzaga

Abogado Laboralista del Sindicato Minero. Miembro de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) de México.

1. Los brutales ataques a los mineros, la resistencia y luchas recientes. 2. Algo de historia de las minas y los mineros. 3. El panorama internacional laboral y sindical. 4. En el Siglo XXI. 5. El estilo degradado e irresponsable de gobernar del PAN. 6. Las luchas mineras de 2012 y 2013. 7. Las huelgas de Cananea, Taxco y Sombrerete. 8. La lucha sindical en una maquiladora de la Frontera Norte. 9. Las secciones de Coahuila, el estado minero. 10. El Senado tributa al becerro de oro una medalla. 11. Las huelgas del Grupo Frisco de Carlos SlIm. 12. Pasta de Conchos y las tragedias en las minas. 13. Las minas y la destrucción ambiental. 14. La lucha internacional ante la OIT, la CIDH y la solidaridad sindical. 15. El panorama del año de 2016. 16. La Huelga de Lázaro Cárdenas. 17. El triunfo de la libertad sindical en la mina Hércules, Coahuila. 18. Las trasnacionales en el marco de la corrupción y la degradación sindical. 19. El derecho de huelga en peligro.

Los mineros salieron de la mina
remontando sus ruinas venideras.
(…)
creadores de la profundidad,
saben, a cielo de intermitente de escalera,
bajar mirando para arriba,
saben subir mirando para abajo.
¡Salud, oh creadores de la profundidad!

César Vallejo. 1934.

  1. Los brutales ataques a los mineros, la resistencia y luchas recientes

El Sindicato Minero (SM) en diez años ha resistido cuando menos 5 agresiones de tal violencia que casi llegan a su destrucción como sindicato independiente, a saber: a) el 17 de febrero de 2006 con el asalto de 300 golpeadores al edificio sindical, un charrazo al estilo del PRI, cuando el gobierno retira la toma de nota (representación legal) a la dirección legítima para entregarla, a la vez, al asaltante, b) el 20 de abril de 2006 el gobierno reprime con el ejército una de las secciones más fuertes –para iniciar una escalada con las demás– con 2 obreros muertos y 51 heridos de bala de la siderúrgica de ciudad Lázaro Cárdenas, sin lograr el ejército el desalojo de los obreros ni la aprensión de los líderes, al contrario, el ejército fue retirado por ellos, c) de 2006 a 2014 interponen demandas penales y órdenes de encarcelar, contra el líder Napoleón Gómez Urrutia (NGU) y lo obligan al exilio forzado en Canadá, d) de 2005 a 2016 lanzan demandas laborales y civiles contra el SM por 55 millones de dólares, con ese pretexto el gobierno interviene las cuentas bancarias del sindicato para ahorcarlo, e) en 2007 recupera el SM la toma de nota con un amparo, pero el gobierno vuelve a negarla de 2008 a 2012, además de que en 2011 la niega para 28 secciones del SM, nótese que sin la toma de nota el Sindicato o las secciones no son reconocidos por las empresas y autoridades, pierden su función[1].

En los 5 casos el SM pudo sobrevivir por la férrea unidad, organización e inteligente dirección, y por ganar los juicios con amparos, en la segunda instancia, incluido el penal de NGU. Lo que evidencia que las acusaciones de gobiernos y empresas[2] fueron falsas e ilegales, para acabar con el SM, su líder y la libertad sindical.

Tres grupos oligárquicos de la minería y metalurgia, concertaron con los gobiernos de Vicente Fox (2005 a 2006), de Felipe Calderón (2006 a 2012) y el actual de Peña Nieto, las agresiones al SM. En el caso de Grupo México (GM) al no lograr la caída del SM ni de NGU en 2006, despoja de un manotazo “legal” al SM de 8 secciones y contratos colectivos de trabajo (CCT) en 2007, con el indispensable apoyo del aparato de gobierno en turno. Lo mismo hace el Grupo Peñoles (GP) en 2010 con 9 secciones y 9 CCT. El Grupo Acerero del Norte (GAN) desde 2009 recurre a la vía represiva con golpeadores, de hecho arrebata 10 secciones y 10 CCT. Así, 9 mil obreros pasan a otro sindicato elegido por el patrón de GM, lo mismo 6 mil obreros pasan a un sindicato creado por GP y, 11 mil más de GAN pasan a formar parte de un sindicato simulado por el dueño de GAN. Fueron 27 secciones sindicales y 27 CCT los despojados, de un total de 136 secciones y fracciones (y CCT), con la orquestación del gobierno, empresarios y fuerzas armadas, recurrieron a supuestos conflictos inter-sindicales ante la opinión pública y los medios, pese al Convenio 87 de la Organización Internacional del trabajo (OIT) ratificado por México.

Vale decir que esos 27 CCT los convirtieron en contratos colectivos de protección patronal (CCPP), en convenios colectivos degradados a lo mínimo con claro daño a los obreros, como veremos más adelante.

De las huelgas del SM de 2006 a 2016, la mayoría fueron declaradas “inexistentes” por los gobiernos, a través de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) que no es autónoma, depende del poder Ejecutivo. La última huelga del 4 de marzo de 2016 de los mineros de Lázaro Cárdenas, la autoridad para impedirla archivó el expediente una hora antes de iniciar la huelga, pero duró 10 días, y para el gobierno no existió, por su política de “cero huelgas”. Las tres huelgas de Cananea, Taxco y Sombrerete de 2007 hasta hoy siguen sin resolver, varias veces fueron declaradas “inexistentes”, pero continúan por los amparos ganados ante autoridad superior. Esa política formó parte de la agresión sistemática al SM por los tres gobiernos y los grupos empresariales. Salvo las huelgas del SM en el Grupo Frisco (GF) de 2013, resueltas sin intervenir el gobierno o la JFCA, sólo por la empresa y el SM.

Ni qué decir de los conflictos colectivos por la titularidad de los CCT cuya prueba central es el recuento de votos, para que solo los obreros elijan el sindicato que los represente y sea el titular del CCT. El SM de 2006 a la fecha, ha llevado más de 50 recuentos, una acción básica de libertad sindical, con trampas ilegales y agresiones físicas de los 3 gobiernos. Hoy se encuentran 13 recuentos frenados por las autoridades, que impiden que los obreros ejerzan la garantía de libertad sindical, porque de llevarse a cabo alguno lo ganaría el SM.

De las minas inglesas en general, la situación es mucho peor, en particular
aquellas en las que se explota las vetas delgadas de carbón.

Federico Engels. 1845

La peor de todas las agresiones a los mineros, su organización y líder del siglo XXI fue la muerte de 65 obreros y 19 heridos, en la tragedia de Pasta de Conchos, por un homicidio industrial de GM y el gobierno de Fox, ocurrido el 19 de febrero de 2006 con la explosión en la mina de carbón. Dos años previos, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) realizó inspecciones que concluyen el 7 de febrero de 2006, autorizando seguir las labores, cuando un año atrás la inspección advierte el gran peligro, el patrón y la autoridad incumplen las normas y producen la explosión. 5 días después de la tragedia, la empresa y la STPS deciden concluir el rescate de los mineros, sin saber aún si quedan vivos algunos mineros. En cambio, en la mina San José de Chile, a los 17 días del siniestro seguían vivos 33 obreros. Y lo peor: hasta hoy 63 cadáveres siguen sin rescatar, la negativa oficial carece de una justificación legal y racional. Salvo ocultar la verdad de la explosión y sus causas, no hay otros motivos, intentando que el olvido de la tragedia prevalezca, en contra de la verdad y el castigo al patrón[3].

La tragedia llevó al líder sindical a denunciar la explosión como homicidio industrial y a los responsables, la empresa y el gobierno. En respuesta, se giraron órdenes de aprensión de NGU, obligándolo a salir de su país y a radicar en Canadá. El costo para quedarse en México era su silencio. Apenas tuvo tiempo de organizar el SM de tantas agresiones, cuando el 2 de marzo de 2006 inició la huelga general minera en todo el país de dos días de 97 mil obreros. Salvo en el caso de Lázaro Cárdenas, que seguirían el paro: primero hasta el 20 de abril, y luego hasta ganar la lucha el 8 de agosto de 2006, con un gran triunfo y un monumento a los caídos, en un arreglo solo entre empresa y sindicato, sin la autoridad.

Por otro lado, se ha ido degradando la irresponsabilidad patronal en las minas, dentro y fuera, debido a la política neoliberal que pensando en favorecer al capital a toda costa lo vuelve más irresponsable y rentista al incentivar el lucro y abandonar el gasto social, como algo secundario. En México no se castiga la irresponsabilidad patronal que daña el medio ambiente y al equilibrio ecológico, menos aún los daños a las personas. En casi todas las grandes minas, las plantas metalúrgicas y siderúrgicas, a su alrededor existen enormes basureros de desechos tóxicos. Pero GM no lo repite en las minas de Arizona y Texas que tiene allá, porque el castigo es costoso, no así en México y Perú en donde los gobiernos son serviles. Veremos qué ocurre con las nuevas minas de GM en España[4].

Aún no desciframos el enigma de si el capitalismo en su decadencia parió al neoliberalismo para renovar su fachada o, si éste apresura la caída del sistema, el más irracional de la historia: el forjador de las guerras mundiales, las coloniales y la destrucción ecológica del planeta.

Pero como siempre, en el primer mundo o países desarrollados se cuida más todo y dejan que el tercer mundo o países en desarrollo sea su basurero. PKC en Finlandia es ejemplar, pero en México es una porquería, Fiat en Italia igual, pero Teksid es un asco en Coahuila. Como decía Galeano en la división internacional del trabajo al tercer mundo le toca la peor parte, con 500 años especializados.

En México llevamos dos generaciones de gobiernos neoliberales de 1982 a 2016, la primera casi logra destruir los avances de la Revolución de 1910 y la Constitución de 1917, al mismo tiempo que borrar la historia. La segunda viene peor, más pretensiosa e ignorante, quiere acabar con todo el pasado, sin precisar el futuro al que apunta, guiada por un neoliberalismo torpe que no acierta entre poner a la nación en manos de USA o, algo peor: de Trump. Para alcanzar ese fin ya han cometido tres fraudes electorales presidenciables en 1988, 2006 y 2012.

La reconstrucción de los hechos y la cronología del SM es casi imposible, porque eran más de 136 secciones y fracciones sindicales en 2006, pero podemos afirmar que difícilmente hay una sección o fracción que dejara de luchar en estos años, de tal suerte que es muy difícil incluir todas sus luchas aquí, pues incluso en los escasos tiempos tranquilos el SM se abstiene de obedecer la política del gobierno de “tope salarial”, el incremento anual que niega la libre negociación colectiva, producto de una política impositiva de bajos salarios, que la principal central CTM y la mayoría de los sindicatos aceptan. Porque oponerse significa luchar, nada se logra inclinando la cabeza como la mayoría de los sindicatos y la CTM.

Los aumentos salariales y prestaciones del SM son famosos entre los trabajadores del país, por estar encima del “tope” desde hace años. Por ello crece el prestigio del SM, aunque sean pocos los que adviertan que el prestigio, en el fondo, radica en la independencia y autonomía sindical.

En estos años el SM no solo ha resistido los brutales embates, también avanza y crece pese a todo, para eso lucha todo el tiempo y se replantea su táctica y las perspectivas. Difícilmente hay otro sindicato nacional que haya resistido y avanzado tanto como el SM, en estos tiempos de excepción tan largos.

  1. Algo de historia de las minas y los mineros

Que yo, señora, nací
en la América abundante,
compatriota del oro,
paisana de los metales,
(…)
Que Europa mejor lo diga,
pues ha tanto que, insaciable,
de sus abundantes venas
desangra los minerales.

Sor Juana Inés de la Cruz. 1680.

La minería existió desde la era prehispánica y su transformación en piezas de lujo o de uso doméstico o de trabajo, pero de modo artesanal, a gran escala y para el mercado mundial sería desde 1521.

La protesta en las minas de la colonia tardó en surgir con la organización libre fuera del trabajo, no obstante, las condiciones de explotación en los dos primeros siglos serían las más severas de las que se tiene memoria. En cambio, abrir la ruta de la plata de Guadalajara a Zacatecas, provocó la mayor rebelión indígena de los tres siglos, la guerra del Mixtón de 1541, los indígenas intentaron evitar el desalojo de sus ricas y sagradas tierras, el saldo fue de más 100 mil indígenas muertos (2).

Las luchas mineras son remotas –las más antiguas de la clase obrera de México–, se registran por los abusos patronales desde 1720 en Santa Eulalia y al norte de la Nueva España con los llamados tumultos precursores de la huelga, pero destaca la de 1776 en las minas más ricas de Pedro Romero de Terreros, en Real del Monte cerca de Pachuca, que enfrenta la mayor protesta, cuya acción minera el tumulto resulta eficaz para logra las demandas[5]. Y como la mayoría de los trabajadores, los mineros participan en las gestas nacionales definitivas en la Historia.

Sobresale su acción en la guerra de Independencia de 1810, en “el incendio de la pradera” encabezada por Hidalgo en Dolores, San Miguel, Irapuato, Guanajuato, el Cerro de las Cruces y otros lugares. Los mineros fueron decisivos para derrotar al ejército español en la Alhondiga de Granaditas el 28 de septiembre de 1810, “la Bastilla mexicana”. Manejaban con igual destreza la pólvora en las minas que en las luchas populares. El famoso Pípila, en contra lo que dice la historia oficial, era un minero enfermo y viejo que con valor logró destruir el principal baluarte de la Corona española, “lo que horrorizó a las buenas conciencias”, por el saqueo de las casas de los peninsulares, donde estaban las minas más ricas de su tiempo[6].

Durante el siglo XIX al cambiar la minería, que deja de ser exclusiva de oro y plata para pasar a la era y explotación industrial del cobre, carbón, hierro, etc., con la producción metalúrgica, las luchas cobran una presencia industrial. A finales del siglo XIX, México transitaba al capitalismo -no el clásico, sino al subdesarrollado y dependiente que impuso la atrasada burguesía local y el imperialismo europeo, desplazado por el norteamericano. En 1910 en México había un millón y medio de asalariados, 906 mil obreros y 762 mil trabajadores en servicios, de ellos 85 mil eran mineros, 103 mil obreros textiles, 28 mil ferroviarios[7]. Bajo la dictadura de 1870 a 1910 se prohibieron los derechos políticos y sociales, la huelga y los sindicatos.

Sube a nacer conmigo, hermano.
Dame la mano desde la profunda
zona de tu dolor diseminado.

Pablo Neruda. 1953.

Con el avance del capitalismo, el minero deja de ser un gremio aislado se convierte en parte de la clase obrera, como lo advierten los Flores Magón en el programa del Partido Liberal Mexicano de 1906: la clase obrera y los campesinos cambian su papel protagónico en la generación de riquezas, en la sociedad y en la lucha de clases, por tanto, en el destino político de la nación. No en vano el programa del PLM y las luchas magonistas fueron precursores de la Revolución del 1910 y del famoso artículo 123 de la Constitución de 1917[8].

En Cananea surge la primera huelga moderna de la clase obrera en 1906, ya como sujeto político del cambio, ratificados ambos, clase y huelga, en la Constitución de 1917, con la participación –como diputados– de los líderes de Cananea Manuel M. Dieguez y Esteban Baca Calderón, junto con el minero de Guanajuato, Nicolás Cano, apoyados por Francisco J. Mújica, abanderados políticos y sociales.

En 1911 y 1912 se forman los frentes mineros armados de Cananea, Sonora, y Rosita, Coahuila, a la vez que crearon el Sindicato Nacional de Mineros en 1911, impulsan la creación de la CROC en 1918. Pero la degradación de la central retira a los mineros, para formar en 1934 el Sindicato Nacional Minero en Pachuca[9], e integrar el Comité Nacional de Defensa Proletaria de 1935 y la fundación de la CTM en 1936, aquella CTM progresista, plural e internacionalista, que fundó la Central de Trabajadores de América Latina (CTAL) en 1938, la primera en la región. Bajo el gobierno de Lázaro Cárdenas antifascista y antiimperialista.

Según Lorenzo Meyer y Guadalupe Marín[10], durante el cardenismo (1934-1940) los sindicatos crecen como nunca en el país, de 300 mil a 900 mil miembros, igual que el cooperativismo, más en las zonas apartadas, favoreciendo al SM. En Guanajuato topa con una reacción beligerante que desconoce al sindicato y provoca una marcha de mineros y familias a la capital en 1936, que tuvo el apoyo del General Cárdenas para su triunfo. Pero la lucha de los mártires mineros del 22 de abril de 1937 de Guanajuato, fue diferente: el patrón yanqui en secreto usó bandoleros a sueldo para asesinar a los 6 líderes mineros en la carretera. Lo que levantó una enorme protesta nacional. Semanas después moría el patrón yanqui “accidentado” en el fondo de su mina, sin que la autoridad supiera quién lo había matado.

En el cardenismo las expropiaciones de empresas extranjeras petroleras, eléctricas, azucareras, ferroviarias y otras, surgieron de las luchas y demandas obreras y del gobierno cardenista. La reforma agraria, de las más importantes de Latinoamérica, fue precedida por una huelga de 25 mil jornaleros y sus familias en la Comarca Lagunera en 1936. Le expropiación petrolera de la Royal Dutch y la Standar Oil en 1938 (las empresas más poderosas del mundo) fue precedida de varias huelgas de 1933 a 1937, el logro obrero y popular fue a un año de iniciar la Segunda Guerra Mundial, que volvió estratégico y más codiciado el petróleo y sus derivados.

A la par crecen las cooperativas, empresas cerradas por la crisis y recuperadas por los obreros, otras las crean mineros, azucareros y otros grupos de zonas apartadas, para bajar precios del transporte, los alimentos, los servicios, etc., crecen de 778 a 1715 cooperativas y de 21,762 a 163,501 cooperativistas, de 1934 a 1940[11].

Uno de los grandes triunfos del SM fue la huelga del 10 de julio de 1944, por aumento salarial y para fijar en una fecha la revisión de todos los CCT, duró 40 días. La ofensiva imperialista de la American Smelting and Refining Company (ASARCO) de los Guggenheim y los medios, contra la huelga fueron feroces, al grado de influir al presidente Ávila Camacho para impedir la huelga con el tema desembarco del 6 de junio de 1944 en Normandía, ASARCO exportaba a Estados Unidos materia prima minera, metalúrgica y siderúrgica para la guerra, pero a costa de los bajos salarios mexicanos. El líder sindical Juan Manuel Elizondo hizo responsable a ASARCO de la falta de ayuda de México a EU, no a la huelga. Así fue un triunfo minero antiimperialista[12].

El sexenio de Miguel Alemán (1946-1952), el más antisindical del siglo XX, creador y ejecutor de los charrazos, con el uso del Ejército contra los sindicatos nacionales independientes (ferroviarios, petroleros, textiles, electricistas, mineros y otros), en 1951 fue la agresión al SM para subordinarlo, tuvo como resistencia la huelga histórica y la caravana del hambre de los obreros de Nueva Rosita, Cloete y Palau, hasta la humillante derrota, para imponer bajos salarios a favor de ASARCO y la pérdida de la independencia del Sindicato Minero.

En adelante y hasta al año 2001, se dieron cientos de luchas en el gremio minero, metalúrgico y siderúrgico por restablecer el sindicalismo independiente. Memorables fueron las lucha de SPICER de 1975, de Monclova de 1976 por las utilidades y la protesta de Real del Monte de 1985 por las pésimas condiciones de salud, los mineros desnudos protestaron y sus fotos recorrieron el mundo. Sería con la llegada de Napoleón Gómez Urrutia (NGU) en 2001, al morir su padre, que en 2002 sea electo, cuando cambia la política del SM, como oposición de la política neoliberal y establece una firme postura sindical independiente.

En México, la Revolución del 10, la Constitución del 17 y el Estado Social forjado en el cardenismo, sentaron las bases de un desarrollo nacional fuerte que se expresa en el “milagro mexicano” durante tres décadas de 1940 a 1970 con altas tases de crecimiento del PIB. La revolución y el cardenismo fueron decisivas para el futuro, permitieron una política de soberanía nacional e internacional, como fue abrir el país al exilio español y latinoamericano con claras posturas de izquierda, o nunca romper las relaciones con Cuba, cuando toda América aceptó la imposición yanqui. Pero a la vez, poco a poco se fue debilitando el Estado Social, la economía mixta y la soberanía relativa. Las luchas sociales que lograron establecer el Estado Social se fueron espaciando. Un sistema presidencialista antidemocrático en descomposición y la corrupción del PRI, junto a las crisis internacionales y nacionales, fue alejando los postulados originales, como lo expresó el movimiento estudiantil de 68, el levantamiento zapatista en 1994 y los fraudes electorales de 1988, 2006 y 2012.

  1. El panorama internacional laboral y sindical

La economía norteamericana necesita los minerales de
América Latina como los pulmones necesitan el aire.

Eduardo Galeano. Las venas abiertas. 1971

La influencia neoliberal iniciada por Reagan y Thatcher, la abrazan la oligarquía, el PRI y el PAN desde 1982 y se dedican en acuerdo a desmontar el Estado Social y en tres décadas lo sustituyen por el Estado Neoliberal: a favor de los monopolios y la derecha, que hoy llega a su peor momento: con la entrega de los energéticos de Pemex y CFE, las empresas fundamentales de la economía y la soberanía nacional. Estados Unidos ensaya el modelo neoliberal en Chile de 1977 a 1990, en la dictadura, sin garantías ciudadanas imponen el modelo privatizador de seguridad social y las nuevas relaciones de trabajo flexibles con una simulación de ley laboral. Tal modelo se aplicó después en Latinoamérica en los años 90[13].

Es cierto, el panorama que vive México y la clase obrera no es exclusivo, en general el mundo se desliza a la derecha desde la caída del socialismo, ya sin obstáculo, quedan libres las empresas trasnacionales para hacer lo que quieran con los trabajadores, su explotación, derechos y organizaciones. Desde los años 70, pero más después cayó la tasa de sindicalización internacional, se debilitan los sindicatos y va apareciendo la pérdida de derechos colectivos, prestaciones como la pensión y la jubilación, se van deformando los CCT en contratos colectivos de protección patronal (CCPP), denunciados en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), como el caso 2694, México, presentado el 5 de febrero de 2009.

Ante los experimentos del Fondo Monetario internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y otros, en relación a la reforma laboral que flexibiliza las relaciones de trabajo y la reforma a la seguridad social pública al iniciar los años 90, fueron los “conejillos de indias”. Desde luego la política neoliberal que afecta a todo el mundo, lo hace de modo diferente según sea la organización sindical y su resistencia: local, nacional o internacional.

  1. En el Siglo XXI

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
–y tres o cuatro ríos.

 José Emilio Pacheco. 1968.

Desde 2002, el SM se pronunció contra la política de topes salariales y establece una práctica de resistencia que logra rebasar los topes para el gremio; se opone a el impuesto al salario y a las prestaciones; a las reformas laborales neoliberales de Fox y Calderón. NGU planea y ejecuta una serie de programas del SM: El Minero Seguro, con seguros de vida para obreros, El Minero con casa, Minero Sano y otros proyectos se realizaran, pero serían interrumpidos por las agresiones. Además de los mejoras vía las revisiones anuales de los CCT. Con la CROC y la mayoría de sindicatos intentan cambiar la dirección del Congreso del Trabajo (CT, organismo cupular). Pero en 2005 y 2006 el gobierno de Fox abiertamente se opone al cambio y a la libertad sindical.

Sin embargo, el conflicto más fuerte de estos años, serían las huelgas en las plantas de Cananea en 2004, que junto con otras huelgas en Perú y Estados Unidos contra empresas del GM –como lo reporta el informe anual GM de 2004–, en una acción internacional obligaron a la empresa a pagar el 5% -los 55 millones de dólares[14] de las acciones a los mineros, por la privatización de Cananea, que le empresa se negaba a cumplir desde 1989. Fueron las huelgas de Mexicana del Cobre del 12 de julio de 2004, de Cananea el 15 de octubre de ese año, las de Cuajone y Toquepala, Perú, el 31 de agosto de 2004 y las de Tucson, Arizona, de agosto de 2004. Así, con la solidaridad internacional, el Sindicato Minero obligó al grupo de Larrea a pagar los 55 millones de dólares, el 24 de enero de 2005[15].

Pero obligar a un oligarca a cumplir la ley, perece imperdonable para su moral, la que bien definía Buñuel: “la moral burguesa para nosotros es lo inmoral”. Ese pago provocó la ira y la venganza del oligarca, quien previamente había “apoyado” con dinero los fraudes electorales y seguiría, para tener gobiernos incondicionales a sus intereses, eso explica en buena medida su moral. El estilo oligárquico es atacar a muerte, pero a través de otros a su servicio, sin dar la cara el oligarca, como bien los retrata Carlos Fuentes en La región más transparente, en 1958.

En enero de 2006, a través de Elías Morales y secuaces, GM acusó de fraude a NGU, de quedarse con los 55 millones de dólares sin repartir a los mineros. Por la vía penal, civil y la laboral se acusó a NGU por “obreros” encabezados por Elías Morales, la misma persona que encabezó al asalto al edificio sindical y quien recibió la toma de nota de la STPS, el líder sindical era un empleado de Germán Larrea.

El 17 de febrero de 2006, la STPS retiró la toma de nota o representación sindical a NGU y la entregó el mismo día al asaltante, a quien el Grupo México y el gobierno panista intentan poner como líder de los mineros y el SM, a través de varios intentos, como el asalto a la sede sindical con 300 golpeadores el mismo día 17 de febrero de 2006, la agresión de militares del 20 de abril de 2006 de Las Truchas, en Lázaro Cárdenas y el asesinato de 2 obreros, que documentó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en su Recomendación 37/2006. Durante un año dos meses tuvo la toma de nota Elías Morales como secretario general del SM, pero ese tiempo tuvo el rechazo de los obreros, hasta que el SM ganó el amparo y se le reconoció a NGU como legítimo dirigente, en el exilio forzado.

  1. El estilo degradado e irresponsable de gobernar del PAN

¡Hay una lumbre en Asturias
que calienta a España entera!
¡Y es que allí se ha levantado
la cuenca minera!

Canto a la huelga general de Asturias, 1962.

Pocas veces se habían visto gobiernos tan serviles como el panista (9), que burda y servilmente hizo suyas las posturas patronales regresivas contra los trabajadores, al grado de parecer el gobierno empleado del patrón. El caso de Fernando Gómez Mont, ilustra todo: que de ser un abogado de GM en 2008, apareció en el gobierno de Calderón como flamante secretario de Gobernación –el segundo cargo del país–, y dejarlo en 2010, para volver a GM. Pero el cargo más grotesco de los 12 años de gobiernos del PAN fue sin duda el del secretario de Trabajo, Javier Lozano, que al protestar el cargo dijo ignorar el derecho laboral que iba aplicar como el principal responsable de la nación.

Francisco Salazar, secretario de Trabajo del gobierno de Fox, durante la tragedia de Pasta de Conchos el 19 febrero de 2006 a los 5 días de la explosión, sólo repitió la declaración de la empresa. Javier Lozano de 2006 a 2012, parecía más vocero de los empresarios, que funcionario público. Los casos extremos lo representaron Fox que al iniciar su gobierno se declaró como “gerente de la nación” y que gobernaría como tal, comparando a la nación con una empresa. Y Calderón llegó al extremo de festejar con empresarios del mundo el triunfo de su gobierno sobre la huelga de Cananea en 2011. No fueron gobernantes, sino como viles empleados del capital.

Pero igual han sido los gobiernos del PRI: De la Madrid, Salinas, Zedillo y el actual, de Peña Nieto, que los panistas, con mayor o menor énfasis siguen la política neoliberal al servicio de la oligarquía despatriada –nacional o extranjera–, y entregan al país a Estados Unidos. Unos en la forma “ladina” y zorra de la vieja escuela del PRI y otros con la torpeza de los “nuevos ricos” en el gobierno.

“De sus abundantes venas desangra(n) los minerales”, decía Sor Juana en 1680. Hoy los neoliberales han llevado al extremo el despojo de las riquezas mineras y la soberanía nacional. El diario La Jornada del 14 de noviembre de 2011, señaló: “Con Fox y Calderón, los barones mineros duplican el oro extraído en la colonia.” “En la década panista los corporativos extrajeron 380 toneladas de oro; España 182 en 300 años.” “El territorio cedido por el blanquiazul equivale al que la dictadura de Porfirio Díaz arrebató a los pueblos originarios para entregarlos a los terratenientes entre 1883 y 1906”, “En diez años de panismo les concesionaron 52 millones de hectáreas.” El equivalente al 26% del territorio nacional[16].

  1. Las luchas mineras de 2012 y 2013

(…) Ahí viene el hombre, ahí viene
embarrado, enrabiado contra la desventura, furioso
contra la explotación, muerto de hambre, allí viene
debajo de su poncho de Castilla.

Ah, minero inmortal, ésta es tu casa
de roble, que tú mismo construiste. Adelante: te he venido a
esperar, yo soy el séptimo de tus hijos. (…)

 Gonzalo Rojas. Carbón. 1960.

En el último año del gobierno de Calderón arreciaron las agresiones contra el SM, en la impotencia de no haber destrozado al SM. El 26 de octubre de 2012, la JFCA emitió un laudo, que condenó al SM a pagar los famosos 55 millones a casi 2600 obreros, la mayoría sin ser miembros del SM, cuyas demandas eran extemporáneas y carecían de bases legales, además de repetir acusaciones y argumentos de las demandas penales en contra de NGU y civiles contra el SM. Las demandas laboral, civil y penal, eran promovidas por GM a través de sus títeres.

Por el supuesto delito penal de NGU, los gobiernos panistas admitieron 11 veces la misma acusación y las mismas pruebas, no obstante que en 10 ocasiones las sentencias contra NGU no progresaron. Lo que es contrario a la ley: nadie puede ser acusado dos veces por el mismo delito. Al final, NGU ganó el juicio penal en definitiva, demostrando su inocencia plena el 28 de agosto de 2014. Pero al solicitar garantías ciudadanas para su seguridad y de su familia para el retorno a México, pues varias veces fue amenazado, difamado, etc. El gobierno actual lo negó hasta la fecha, por lo que vive el exilio forzado, tipificado por la OIT.

Cuando la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas (FITIM) el 31 de agosto de 2007[17] acreditó al gobierno y al presidente, el reparto de los 55 millones que se hizo a los mineros por el Sindicato, con la auditoría independiente realizada por la Horwath Berney Audit S. A. una casa suiza, y que gobierno retiene ilegalmente más de 20 millones de dólares, que son del SM, no se dio respuesta a la FITIM.

En realidad las demandas laborales y penales fueron patrocinadas por el Grupo México, a través de falsos trabajadores como Elías Morales, que es el mismo golpeador que asaltó el edificio Sindical el 17 de febrero de 2006, que el mismo día Francisco Salazar titular de la STPS le entregó la toma de nota de dirigente del Sindicato, con fundamento en los 55 millones. La toma de nota que retiró a NGU, le que fue devuelta gracias a un amparo en abril de 2007.

El gobierno de Calderón volvió a retirar ilegalmente la toma de nota a NGU en mayo 2008, que 4 años después fue devuelta el 2 de mayo de 2012 por resolución de la Suprema Corte de Justicia de las Nación (SCJN). Tan arbitraria fue la negativa que se basaron en que NGU no era trabajador y en que vivía fuera del país, en un acto de intromisión en la vida sindical, que tiene prohibido la STPS y el gobierno. La resolución de la SCJN limitó las facultades de la autoridad en los asuntos sindicales, en base al magistrado que planteo la contradicción de tesis.

Asimismo, la STPS en 2012 había negado 29 tomas de nota de las secciones sindicales. Para estrangular al SM al dejarlo sin representación legal para fines de 2012, antes de concluir el gobierno. Pero al resolver la contradicción de tesis 30/2011 citada, la SCJN se declaró a favor de la no intervención de la STPS, y se vino abajo el plan del gobierno de Calderón. Este triunfo del SM tuvo resonancia internacional en la OIT y en Industriall, en el que militan los obreros del SM.

Como ya se señaló, el SM ha tenido la costumbre en esos años, en todas las secciones y fracciones en el país, de revisar los CCT sin acudir a la STPS, negocia libre y directamente con los empresarios los aumentos salariales y las prestaciones, arriba de los topes oficiales, con aumentos del 6%, 8% y más al salario y 5 o 6 % a prestaciones, así como bonos de productividad a cambio de las utilidades, gracias a que el SM cuenta con planes de productividad y competitividad que le permite conocer la economía de las empresas y su funcionamiento, lo que le ha dado fama y prestigio entre los trabajadores. La mayoría de los sindicatos del país aceptan los topes salariales de 4% máximo –desde octubre 3%– y en prestaciones 2 o 3%, como parte de la subordinación al gobierno.

Este es otro triunfo del SM que influye decididamente en los sectores obreros de la minería, siderurgia y metalurgia, automotriz y autopartes, concita el ataque de otros como de la oligarquía y el Estado, que fincan en buena medida las ganancias del capital en los bajos salarios, la corrupción y la inexistente política social. No en su capacidad de competencia internacional, como lo presumen.

  1. Las huelgas de Cananea, Taxco y Sombrerete

 Color de sangre minera tiene el oro del patrón.

Atahualpa Yupanqui. Preguntitas. 1962 .

Las tres Iniciaron el 31 de julio de 2007 por violaciones a los contratos colectivos de las empresas de Grupo México, al incumplir con las condiciones de seguridad en la minas y desconocer la representación sindical. En los tres casos, las empresas sin bases pidieron la “inexistencia” o improcedencia de las huelgas, que la autoridad concedió, en Cananea hasta 4 veces. Pero como el SM ganó todos los amparos, la empresa de Cananea acudió a un juicio paralelo a la huelga, pidiendo la terminación de las relaciones de trabajo –el despido de casi 1200 mineros– y el cierre de la empresa: “por causas de fuerza mayor”, apoyada en una inspección no realizada por obstaculizarla la huelga, otorgada por el gobierno y aceptada por la autoridad laboral como si se hubiera realizado, lo que le permitió a la empresa cerrar la mina con el apoyo del ejército y desalojar a los obreros de la huelga. Y como el secretario de Gobernación era el ex-abogado de la Grupo México, él se encargó una a una de que todas las autoridades –incluidas las de amparo y la SCJN–, negaran todos los recursos legales al SM. Cerrando así las puertas de la justicia en México.

Entonces el SM acudió el 5 de enero de 2012 a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (OEA), a pedir su intervención para que recuperaran los mineros sus derechos humanos de debido proceso, el trabajo, la huelga y el CCT.

Cananea es la mina del cobre más grande del país desde hace más de 100 años, el juicio laboral por “causas de fuerza mayor” en un día se realizó completo, incluido el laudo o resolución, que ya estaba listo antes de iniciar, se negaron las demás pruebas e impugnaciones, en la audiencia record el 14 de abril de 2009.

Tan falso resultó el argumento de las “causas…” que cuando cerró la mina y fueron despedidos los obreros, a las dos semanas reabrió la empresa, el 6 de julio de 2010 con la intervención del ejército y paramilitares, con otro nombre, otros obreros, otro sindicato y otro CCT, ahora convertido en CCPP. En 2007 cuando inició la huelga, el salario obrero promedio era de 350 pesos diarios, con el sindicato de la CTM en 2012 era de 150 pesos diarios. Con ese cambio de salario se acredita que es un CCPP, tal y como se exhibió en la CIDH. Al finalizar 2011 en Acapulco se realizó un encuentro internacional de empresarios mineros, en el que el presidente Calderón brindó con ellos por el triunfo patronal en Cananea, como acto de degradación vil de su gobierno[18].

En la huelga de Taxco, se ganó a través de un amparo la inexistencia pedida por la empresa y otorgada por la autoridad. Por lo que, mediante una demanda paralela a la huelga, el empresario pretendió cerrar las minas y despedir a los obreros por estar agotados los yacimientos, con falsas pruebas periciales, mientras declaraba en la Bolsa de Valores que las reservas de las minas eran para 50 años. Perdió el juicio paralelo, pero envalentonado el patrón acudió al soborno de los mineros, aprovechando su situación económica precaria de ellos. Desesperado, después acudió a otra maniobra en enero de 2013: a un incidente innominado para terminar las relaciones de trabajo colectivas, que ha perdido ante la Junta Federal y su amparo está en trámite. Lo que ha resultado admirable es la resistencia minera y la solidaridad del SM con los huelguistas de las tres minas, que llegan casi a 10 años.

En la huelga de Sombrerete, aún más desesperado Germán Larrea, el segundo millonario de México, llevó a más de 300 golpeadores para romper la huelga el 30 de agosto de 2012, de la CROC (Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos) los que ocuparon la entrada de la mina, con el propósito de desplazar al SM, sin que las policías, federal y local, hicieran nada siendo su obligación retirarlos y proteger la huelga como lo dice la Ley Laboral. Ese mismo día la CROC demandó la titularidad del contrato colectivo del SM, ante la JFCA, que a pesar de la huelga autorizó la demanda y de inmediato le dio la fecha del recuento, el 16 de noviembre de 2012, Larrea y sus estrategas calcularon que ganarían la votación de modo holgado, con trampas y todo. A pesar de las denuncias del SM ante todas las autoridades, la protección fue negada, los golpeadores siguieron posesionados de la mina hasta el día del recuento. La sorpresa que llevaron los gobiernos federal y estatal, el patrón y la CROC fue al perder el recuento con 204 votos para la CROC contra 225 del SM. Pese a las trampas y el dinero de Germán Larrea, se impuso el triunfo de la unidad y dignidad minera. El SM llevó su labor organizativa punto a punto y momento a momento, pero el oligarca no contó con que la violencia de la CROC hiciera que sus propios empleados de confianza y secretarias no fueran a votar por temor a ser arrollados, lo que le quitó más de 50 votos.

Otro recurso de GM: la SCJN reconoció a los patrones el derecho a la imputabilidad de la huelga, para dar “equidad a las partes” –capital y trabajo– en el procedimiento, con lo que se atentó contra el derecho de huelga y estableció un precedente funesto con la resolución de septiembre de 2012, ya que la huelga es exclusiva de la parte obrera para su protección, por la desigualdad de las partes, por demás obvia. Para enero de 2013 la empresa también acudió a un incidente innominado, que lo pierde en la JFCA y en el amparo, pero al saber que también lo perdía en el recurso de revisión, se desistió un día antes. Con el incidente pretendía dar por terminada las relaciones colectivas de trabajo, como en Cananea. Aún con el descarado apoyo inconstitucional de la Suprema Corte y la costosísima campaña de medios, no avanzó el millonario.

Pese a todas esas acciones, las tres huelgas siguen y están a punto de cumplir 10 años el 30 de julio de 2017, siendo obligatoria la conciliación al autoridad se niega hacerlo con viles simulaciones, la propia concesión estatal de la minas tiene como condición que éstas trabajen, y no como están Taxco y Sombrerete. De todo, lo más sorprendente es la resistencia, ya que los mineros que laboran aportan el apoyo solidario a los huelguistas.

  1. La lucha sindical en una maquiladora de la Frontera Norte

La maquila es un eslabón de la cadena industrial trasnacional, no de la industria mexicana, por lo que no se ha podido convertir en el motor de la industrialización del país, ni en un eslabón interno de la producción nacional.”
Josefina Morales. 2000.

La mayoría de las investigaciones señalan que la principal ventaja comparativa de la industria maquiladora “mexicana” son los bajos salarios, pero poco se adentran en advertir: ¿bajo qué condiciones y cómo se logran esos bajos salarios?: quitando los sindicatos auténticos, con una mera simulación de ellos y los CCT, que sean unos CCPP, la nulidad de los sindicatos y CCT son la base del discreto encanto de la ventaja comparativa.

El Tratado de libre Comercia de América del Norte (TLCAN) impulsó la industria maquiladora, de ensamble la mayoría, con tecnología y materia primas de países del primer mundo o controlados por éste. Si las maquilas inician en 1965, crecen desde el TLCAN el 1 de enero de 1994. Cuya fiesta trasnacional la echa a perder el EZLN que se levanta en armas y palos ese día.

De 2000 a 2015 crecen las maquiladoras de 3,300 empresas y un 1 millón 300 mil trabajadores a 6,138 empresas y 2.5 millones de trabajadores, la mayoría como sucursales trasnacionales. Pero los gobiernos neoliberales nativos no solo ofrecen bajos salarios, falsos sindicatos y CCT, “el paquete” incluye acciones ilegales y corrupción a lo grande, autoridades sumisas al patrón y gobiernos surgidos de fraudes electorales que se repiten: un paraíso patronal.

En el caso de Arneses y Accesorios (PKC, empresa finlandesa), los más de 7 mil obreros de esta maquiladora de Ciudad Acuña, Coahuila, de la frontera norte, pidieron al SM su apoyo y afiliarse a él, debido a que el líder y senador Tereso Medina de la CTM y el PRI, nada hace por los trabajadores, salvo cobrar cuotas y firmar a la empresa lo que pida. En 4 años no se le vio al líder hasta que llegó el SM a demandar la titularidad del contrato colectivo el 3 de febrero de 2012, la que fue archivada por la JFCA: porque el “Sindicato carece de radio de acción”, es minero no de autopartes, lo que contradice el derecho universal de libertad sindical. El amparo lo ganó el SM y el recuento se llevó a cabo el 18 de octubre de 2012 con más de 5 mil trabajadores, ganó la CTM por casi 200 votos a su favor, debido a que la empresa impidió votar a 2 mil obreros e intervino presionando y amenazando a los obreros que querían al SM, en una sucia campaña: “si gana el SM la empresa se va de México”. Se denunció en la OCDE que prohíbe a las trasnacionales violar la libertad sindical, pero nada hizo eficaz, salvo trámites burocráticos.

El 5 de noviembre de 2012 el Sindicato Minero volvió a demandar la titularidad del CCT, ya que la libertad sindical no prescribe, pero la empresa y la CTM maniobran para dilatar la fecha del recuento indefinidamente, por el miedo a que una empresa grande se vuelva “mal ejemplo” para otros obreros del negocio transnacional.

El 14 a 20 de diciembre de 2015 la empresa despidió a más de 100 trabajadores simpatizantes del Sindicato Minero, entre ellos a todo el Comité de la Sección 307 del SM que, pese a sus sucias maniobras, ya perdió el juicio y ante la orden de reinstalar a los líderes despedidos, dos veces se ha negado a cumplir ese derecho constitucional. La OCDE premia a Finlandia como uno de los países del mundo que más cumple la ley –pero la interna–, en el resto del mundo es enemigo extremo de ella, como los belgas en el Congo o cualquier otro país del primer mundo explotando a los seres humanos del tercero.

  1. Las secciones de Coahuila, el estado minero

-¿Cuánto necesitan para hacer su revolución? –preguntó Pedro Páramo-.
Tal vez yo pueda ayudarlos.

Juan Rulfo. Pedro Páramo. 1955.

El dueño de la siderúrgica Altos Hornos y la mayoría de las mineras del carbón de Coahuila, se ha vuelo un Señor de horca y cuchillo o cacique del estado minero, desde 2008 cuando se alió con el gobierno de Calderón para agredir al SM con golpeadores y guardias que vigilan sus propiedades e intereses. Hizo su fortuna de las concesiones estatales otorgadas por el gobierno de Salinas (1988-1994), ya que todas esas empresas eran del Estado. El propio Salinas surgió de un memorable fraude electoral frente a Cuauhtémoc Cárdenas en 1988.

Las secciones sindicales que están en el ámbito de las empresas de Ancira son 10 y 10 CCT, con el apoyo de los gobiernos panistas fueron atrapadas por la violencia y sobornos de la empresa, a través de una corriente sindical llamada “Alianza Minera” que primero demandaron la toma de nota para sus 10 secciones y ante la negativa de la STPS, se fueron a amparo que también les negaron e hizo público la STPS el 27 de julio de 2011. Luego se hicieron llamar “autodefensas” o sea, al margen de la ley y la autoridad en desplegados de abril de 2014, para rectificar tal postura en junio de 2014 y llamarse “Block”. Y finalmente en enero de 2015 se constituyen en Sindicato Democrático con 10 secciones y plagian el Estatuto del SM[19]. Así, pasaron de una corriente sindical a un grupo choque y ahora a un sindicato legalizado, que al principio tenían la pretensión de apoderarse de todo el SM, ahora se conforman con ser un sindicato competidor. En realidad nunca han sido nada, salvo grupos al servicio del Señor de horca y cuchilla. Ancira sí se involucra públicamente en los asuntos sindicales, a diferencia de otros oligarcas que usan testaferros[20].

La última sección en caer en manos de los aliancistas, fue la 265 de Hércules que el 4 de agosto de 2010 fue agredida por las huestes patronales, siendo despojados del local sindical, los vehículos y propiedades del SN, sin que ninguna autoridad hiciera nada pese a los heridos, denuncias, despojo y violencia. No obstante, esta sección preparó la recuperación de su local y de la legalidad sindical, ya que solo ellos tenían reconocimiento legal, desafortunadamente los otros fueron armados y, sobre todo, con el apoyo de las fuerzas del orden, por lo cual el 15 de noviembre de 2012, hubo más heridos y goleados del SM. En la tierra de nadie domina el cacique.

En la sección 303, mina VII de Barroterán ocurrió un siniestro el 3 de agosto de 2012 que mató a 6 mineros, lo que indignó a los obreros por la falta de seguridad en las minas de carbón y al intentar el patrón no parar labores para investigar los hechos y a los responsables, lo que provocó un paro de labores y que la mayoría de los mineros se saliera de la “Alianza Minera”, subordinada a Ancira. Como respuesta de éste, el 19 de agosto los mineros reciben una agresión de los golpeadores, sin que la autoridad interviniera. El colmo fue que el patrón despidió a más de 350 obreros simpatizantes del SM, que a pasar de todo demandaron su reinstalación, para seguir en la lucha.

En tres conflictos en Monclova, Coahuila, ajenos a Ancira, de empresas como Teksid de la Fiat, Gunsderson de USA y Pitco mexicana, él intervino con sus golpeadores para imponer su ley y rechazar al SM en abril de 2014, cuando los obreros de las tres empresas pararon labores a causa de que les negaron las utilidades, pese a que están previstas en la Constitución, los patrones y el gobierno han sabido evitar su pago, bajo el principio medieval jurídico de: “obedézcase, pero no se cumpla”, que hizo más mella en las colonias por la discriminación, que en España. La inconformidad obrera en las tres industrias llevó a parar labores y a pedir el apoyo al SM, para exigir salir de la CTM, que no los defendía, mediante demandas de libertad sindical por la titularidad de los CCT, pero que los gobiernos desde entonces han dilatado, para impedir los recuentos de votos que den el triunfo al SM. Mientras tanto Ancira sigue actuando como el policía de Coahuila.

En 2015, envalentonado señor decidió que su sindicato democrático, demandara la titularidad de 4 CCT al SM, de 4 secciones, la 265 de Hércules, 147 y 288 de Altos Hornos y la 293 de Nava, para no seguir fuera de la ley, sino dentro. El primer intento lo hizo en Hércules con el recuento del 14 de abril de 2016, calculando ganar el primer CCT y lograr el efecto dominó: “cae el primero y luego en serie los demás”. Tan seguro estaba de ganar que contagió a la autoridad y al gobierno, pero ese día se le cayó la ceja al Señor de horca, al perder la votación, pese a que esa mina está alejada de las zonas urbanas favoreciendo sus intereses: por 375 votos contra 585 del SM. Increíble fue la organización de los mineros de Hércules, su inteligencia, valor y la acertada dirección sindical de NGU, que siempre guía y sigue cada acción del SM, gracias a la moderna tecnología él está presente.

Por lo cual el patrón y el gobierno frenaron los demás recuentos, por temor al efecto dominó pero en contra. Lo increíble de este lado fue que de nuevo se volvió a la ilegalidad, ya que la Junta Federal no pudo –como siempre lo hace– imponer el resultado que ella avaló en su laudo o resolución. Porque se impuso el Señor de horca y cuchillo. Volvimos a la vergüenza de los tempos porfiristas.

  1. El Senado tributa al becerro de oro una medalla

El oro,
hijo de Zeus,
no se pudre,
no lo daña el gusano.
Su poder
es domar a los hombres.

Píndaro. Epigrama El oro.

Cada año el Senado condecora con el máximo galardón “Belisario Domínguez” a una persona destacada y con méritos, en 2015 fue para el oligarca Alberto Bailleres, por primera vez se otorga a un millonario, violador de normas de seguridad y salud de minas, creador de montañas de basureros tóxicos, impulsor de sindicatos patronales y dueño de una universidad que solo difunde pensamiento empresarial, entre otros méritos. Igual que se firmó el “Pacto por México” para impulsar la política neoliberal más depredadora, que privatizó el patrimonio nacional que 5 presidentes previos neoliberales no pudieron hacer, ahora se logró con el apoyo de la “izquierda” del PRD y con la figura de la “reforma preferente”, una vía rápida, que excluye el debate de los representantes populares y sobre todo deja fuera a la soberanía popular y las consultas públicas. Ese mismo grupo de destacados senadores apoyó la selección del presidente del país para otorgar la medalla. Antes se había dado a revolucionarios de 1910, constitucionalistas del 17, a grandes científicos, artistas y otros. Antes honraban a grandes hombres y se honraba Senado. Ahora se honra al becerro de oro, se rinde culto al dinero

En la mina La Sierrita de Durango, la Sección 309 del Sindicato Minero demandó a un sindicato de “Comercio y Escuelas Particulares” de la CROC, que antes ya había sido demandado por el sindicato de Carlos Pavón (creación del Grupo Peñoles) la titularidad del contrato colectivo de la empresa canadiense Excellon de México, el recuento del 5 de julio de 2012 lo perdió el Sindicato Minero por un voto, debido a la intervención ilegal de los empleados de confianza. Luego el 29 de agosto fueron agredidos los mineros y campesinos que protestaban por las arbitrariedades de la empresa; con la complicidad de los gobiernos local y nacional que se negaron a cumplir el convenio que tiene la empresa con los campesinos, de restituirles sus tierras y pagarles los daños ocasionados, y a los mineros permitir la genuina libertad sindical.

Como parte de las agresiones patronales, el Grupo Peñoles utilizó al abogado y ex-diputado del PRD, Pablo Franco, para que a nombre de la empresa y unos obreros demandaran el retiro de la toma de nota de NGU, un claro derecho de libertad sindical ¡a nombre de la empresa!, cuyos amparos perdió en 2013, pero sigue una demanda laboral.

  1. Las huelgas del Grupo Frisco de Carlos SlIm

Aquella mina (…) le parecía un animal extraño, dispuesto a tragarse
hombres y más hombres.

Emile Zolá. Germinal. 1885.

Carlos Slim es el primer millonario del país y por unos años del mundo, nada de lo que se pueda enorgullecer México, su fortuna surgió de las privatizaciones de las empresas públicas, en particular de Teléfonos de México en 1989. A la sombra del Estado, como la mayoría de los oligarcas del país, sin que ellos hayan arriesgado nada para encumbrarse. Buñuel decía que las burguesías mexicana y española se parecían mucho en lo parasitarias y rentistas[21].

Como parte de la revisión contractual de los obreros de dos empresas del Grupo Frisco, exigieron también el pago de un bono de productividad, debido a que se ha permitido por las autoridades anular el derecho constitucional de las utilidades por las empresas, con simulaciones de empresas terceristas que tienen altas utilidades pero sin tener obreros, en cambio, en las empresas que contratan a los mineros registran “pérdidas”.

Este problema nacional originado por la complicidad de la Secretarías de Hacienda y de Economía con los patrones, ha despojado a los trabajadores de un derecho que cuestiona la política de “democratizar la productividad”, que propone el gobierno de Peña Nieto. Esta pérdida de las utilidades resulta absurda, ya que las empresas registran a la vista de sus obreros: alta producción y ganancias, altas entradas de materia primas y salida de productos, que acreditan la demanda obrera.

Por ese motivo y porque el Grupo Frisco quiso fijar el tope salarial, estalló la huelga del SM en la mina San Francisco del Oro de Chihuahua el 15 de mayo de 2013; y por las mismas causas, siguió la huelga el 1 de junio en Mina María de Sonora y, también en la mina El Coronel de Zacatecas el 29 de mayo los mineros inician una protesta y paro de labores exactamente por las mismas causas. Solo que aquí el sindicato de la CROC de acuerdo con el patrón, rechazaron la protesta y el paro con violencia, por lo que los obreros decidieron adherirse al SM, para que demandara la titularidad del CCT de El Coronel. Inmediatamente después siguió el Sindicato de Grupo Peñoles, repitiendo la misma demanda por titularidad, en acuerdo con la CROC y Grupo Frisco. Todo lo cual puso mucha tensión a las dos huelgas y la protesta de El Coronel.

La Asociación Nacional de Abogados Democráticos, ANAD, protestó en La Jornada, del 10 de junio de 2013:

“El clima de tensión y el peligro acecha a los mineros de El Coronel en Zacatecas, por la falta de garantías ciudadanas del gobierno federal, al saber que la libertad sindical es un derecho universal y constitucional de los trabajadores, que tiene la obligación de vigilar que se cumpla. El peligro lo representan los grupos de choque de Carlos Pavón (Peñoles) y de la CROC de Zacatecas que, al servicio de la empresa, quieren impedir con violencia a los trabajadores que libremente decidan a qué sindicato pertenecer. La empresa provocó el conflicto por negar las utilidades y prestaciones dignas, pero pretende hacer creer que se trata de un conflicto entre los trabajadores, inter-sindical, ajeno a ella.

“El conflicto surge por la política empresarial de evadir utilidades con el apoyo de la Secretaría de Hacienda, además de los bajísimos salarios y prestaciones que logran con el apoyo de la Secretaría de Trabajo. Pero Peña Nieto nos dice que ahora la política laboral cambió, que su gobierno se lanza a “democratizar la productividad”. Los trabajadores están de acuerdo, pero: ¿con o sin libertad sindical? Esa la cuestión. El Coronel es una mina más del Grupo Frisco de Carlos Slim adquirida recientemente y plena expansión que, con las demás minas del Grupo, son de las más bonancibles del país, según la Bolsa de Valores. Preguntamos al gobierno: ¿Quién hizo surgir el conflicto y en manos de quién está la solución: se respetará la libertad sindical de los mineros?”

Las dos huelgas se resolvieron entre las partes: en la Mina San Francisco del Oro concluyó el 3 de julio de 2013, a los 49 días de huelga, en Mina María solo duró 9 días. En cambio en El Coronel duró 9 meses el conflicto, 46 días el paro de labores y en diciembre 15 días más, hasta lograr el día del recuento el 21 de febrero de 2014, cuando ganó el SM la votación, pese a que el sindicato de Peñoles y la CROC se aliaron y el primero compró muchos votos obreros. Al final se dio cuenta Frisco que su competidor Peñoles, intentaba entrar con el disfraz de sindicato al interior de El Coronel, siendo de muy poco fiar Peñoles. Por lo cual Frisco antes de recuento no metió su lista de personal de confianza para el recuento, lo que era lo correcto, dejando a la deriva a la CROC y el sindicato de Peñoles, ganando el SM por amplio margen.

En este triunfo la dirección de Napoleón Gómez Urrutia fue puntual todo el tiempo y la solidaridad internacional definitiva, destacando la buena organización sindical. Vale agregar que cuando una sección entre en conflicto, las demás dirigidas por NGU acuden en apoyo organizado y solidario, por lo que el SM cuenta con cientos de cuadros sindicales de gran experiencia.

  1. Pasta de Conchos y las tragedias en las minas

La piedra en la obscuridad y la muerte en la sombra.

El libro de Job. La Biblia.

México como un Estado parte de la OIT, se ha negado a firmar el Convenio 176 de la OIT en materia de seguridad y salud en las minas desde 1998 que entró en vigor, debido a que es protector de los obreros: les permite separarse del trabajo en caso de riesgo para su salud o su vida, protege en varios aspectos al ser humano tanto dentro como fuera de la mina, la seguridad, salud y el medio ambiente. Pero los gobiernos mexicanos se han negado a ratificarlo, aunque han comparecido ante la OIT a presentar soluciones, como registra la Memorias de PIT, se ha comprometido a implementar varias medidas.

Pero sería hasta que ocurrió la tragedia de Pasta de Conchos el 19 de febrero de 2006 y por la presión de la sociedad, las viudas, familiares y el SM que en la reforma laboral del 30 de noviembre de 2012, se agregó el capítulo de “Mineros”, pero sólo para los del carbón el 8% y excluyendo al 92%, que parcialmente recoge disposiciones del Convenio 176[22]. Pero este retraso oficial no es nuevo, el IMSS incluyó a los mineros en su régimen hasta 1972. Por otro lado, la inspección del trabajo ha sido de lo más ineficiente e irresponsable, por las políticas de la STPS de servilismo a los patrones, en particular al Grupo México y a los oligarcas

A casi 11 años de la tragedia aun siguen sin rescatar los 63 cadáveres que siguen sepultados sin razón alguna o base legal. Debido a que no hay un estudio serio de especialistas independientes que nieguen el rescate, además a la empresa se le negó el amparo que solicitaba no rescatar los cadáveres porque, decía, que era más peligroso el rescate que dejarlos sepultados, basado en especialistas pagados por la empresa y sin garantía de independencia para decir la verdad científica. Sin base alguna se niega el rescate de los 63 muertos.

Violando los derechos a la sepultura y a la dignidad de los muertos y sus familiares, cuya responsabilidad exclusiva es patronal, como lo señala la fracción XIV del artículo 123 de la Constitución. En el fondo, el empresario se opone al rescate y a la investigación, para que no se conozca la verdad y los responsables de la tragedia, el gobierno apuesta más al olvido e impunidad, a que llegue otro gobierno que se haga cargo del problema.

Porque los muertos en la minas siguen ocurriendo, en menor número, pero con la misma impunidad, incluso con patrones que siguen con las minas laborando pues rechazan la investigación de las condiciones de trabajo y la responsabilidad.

Como se ha visto a lo largo de lo expuesto, en México el problema principal no son las leyes, por insuficientes que sean, sino su incumplimiento por los patrones y sobre todo por la autoridad encargada de velar por su cumplimiento, la falta de aplicación estricta y la impunidad que genera, por lo tanto la repetición de los daños y de un inseguro Estado de Derecho.

  1. Las minas y la destrucción ambiental

Gracias a las protestas populares, sindicales y de especialistas, hay una mayor conciencia del daño ambiental y desequilibrio ecológico que provocan las minas a cielo abierto por falta de control de seguridad y de aplicar las medidas preventivas. Sin dejar de reconocer que las minas subterráneas hasta hoy siguen provocando más muertos, en ambos casos la vigilancia ambiental de las normas preventivas para evitar los daños ha sido casi nula o ineficiente, lo mismo que las inspecciones de trabajo en el interior de las minas, que ambas dependen –vigilancia e inspección– del gobierno. Desde luego, el SM participa en las comisiones mixtas de seguridad e higiene, pero la mayoría de los sindicatos no cumplen con esta función tan importante, ya que predomina el sindicalismo blanco o patronal.

Lo que junto con la increíble entrega que hacen los gobiernos del territorio nacional a los empresarios a través de la Secretaría de Economía, la principal cómplice de ellos, se calcula que ya llega al 26% del territorio nacional lo que concentran las empresas mineras extranjeras y nacionales. Son brutales los casos de entrega de soberanía, que junto con la entrega de las playas y fronteras, energéticos –petróleo y electricidad–, además de ejidos y comunas, completan un cuadro devastador de la soberanía y el patrimonio nacional. Las principales víctimas han sido campesinos e indígenas y la población en general por el daño ecológico y ambiental[23].

El 6 de agosto de 2014 ocurrió el mayor derrame de tóxicos y metales pesados de una mina sobre los ríos Sonora y Bacanuchi, de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre mezclado con acido sulfúrico y otras concentraciones, contaminando las cuencas de los ríos de más de 380 kilómetros, la agricultura, pesca, ganado, aguas y sobre todo la salud de los poblados de 25 mil personas. La empresa Buena Vista del Cobre de GM culpó a “las lluvias atípicas”, siendo falso porque la norma es preventiva y se trató de negligencia e irresponsabilidad patronal, la que permitió el derrame por encima de los límites de las 13 presas de jales, que no cuentan con el revestimiento suficiente, según las normas[24].

Dos años después la empresa aún no lleva a cabo la remediación profunda de los ríos y sigue el problema de fondo. Por lo cual el SM desde 31 de octubre de 2014 presentó una Denuncia de Hechos ante la Procuraduría General de la República (PGR), lo que junto con la población ha logrado una mayor protesta y exigencia para lograr la remediación a fondo, la reparación de los daños a la población y el castigo a la responsable.

A las etapas históricas previas, como a) la artesanal prehispánica, b) la colonial de exportación de el oro y la plata, c) a la moderna con predominio inglés en el siglo XIX, d) luego la industrial en la predomina el capital norteamericano en el siglo XX, e) al proceso de nacionalización de la minería de los años 60 y 70, f) llegamos a la explotación a cielo abierto desde los años 70, con predominante capital canadiense. Que se expande como nunca. Al grado de llegar a un reparto territorial, como parte de la nueva explotación extractivista, inconcebible. Como se muestra en los cuadros I y II al final del texto.

 

  1. La lucha internacional ante la OIT, la CIDH y la solidaridad sindical

… en la noche del desierto
la inmensa mina resplandecía

Pablo Neruda. El cobre. 1947.

El Sindicato Minero ha tenido que acudir a las instancias internacionales, además de apoyarse en la reforma constitucional de los derechos humanos del 11 de junio de 2011, para rebasar los estrechos marcos nacionales y el incumplimiento oficial de las normas, acudiendo a instancias internacionales de relativa eficacia por la lentitud de su procedimiento, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que si es vinculatoria o como a la OCDE, que está más bajo el control de los gobiernos y para recomendar en caso de que una trasnacional violente los derechos laborales del país sede donde se establezca.

Por otra parte, el Sindicato Minero desde 2002 y más desde 2006, viene impulsando la organización sindical internacional y la solidaridad de los trabajadores ocupando cargos y desempeñando misiones importantes, formando parte de la directiva de FITIM, y ahora de Industrioll, Napoleón Gómez Urrutia en el I Congreso de 2012, y ahora en 2016 en el II Congreso en Río.

Pues como señaló Oscar Ermida: “para actualizar la tesis fundamental de Mario de la Cueva de que el derecho colectivo lo conforman las tres instituciones básicas: de libertad sindical, negociación colectiva y huelga de manera indivisible, ahora es indispensable que esa trilogía sea indivisible en el terreno internacional, con sindicatos y contratos colectivos internacionales y la huelga con el mismo alcance.”

“Las tres instituciones básicas deben avanzar, pero en el terreno internacional de modo indivisible”[25].

El Sindicato Minero vive un momento decisivo de su historia, porque ha logrado resistir desde febrero de 2006 hasta hoy, pero también ha crecido en 2016, se han incorporado al SM 5 nuevas secciones con 5 nuevos CCT: La sección 321 de la mina la Encantada en Coahuila. Las secciones 323 y 326 en Oniva Silver & Gold Mines SA de CV, en Durango. La sección 324 de Servicios Ritchmond York SAPI de CV en Sonora. Y la sección 325 en Minerales y Minas Mexicanas, en Bolaños, Jalisco. Aunque todavía falte mucho por lograr como lo es entre muchos aspectos, el retorno del líder minero a México, que será sin duda un gran acontecimiento. Pero requerirá, pensamos, otro tipo de gobierno menos neoliberal y más social.

  1. El panorama del año de 2016

Pienso en aquellos que sin darse cuenta de lo que dicen, afirman que los mineros están manejados por fuerzas ocultas. Pienso en ellos y creo que tienen razón: los mineros se mueven bajo el impulso de las implacables y poderosas fuerzas ocultas que laten dentro de su propio corazón. Esas fuerzas invisibles, que cuando se hacen conscientes en el alma del pueblo, son capaces de destruir y construir un mundo.

José Revueltas. La caravana del hambre. 1951

El presente año ha sido muy intenso, destacan: la lucha contra el tope salarial en los meses de enero y febrero, la huelga de Lázaro Cárdenas de 10 días en marzo con el gobierno en contra, la lucha por el recuento de votos que triunfó en Hércules, Coahuila, en abril; la protesta y paro de labores en la mina El Boleo, Baja California Sur, –de origen francés en 1885 y ahora coreano desde 2912– en la que los mineros reclaman la libertad sindical para pasar dejar un sindicato blanco y pasar al SM, la batalla diaria por los 13 recuentos pendientes que el gobierno retrasa, el paro de labores en la empresa Tayoltita en Durango del 28 de mayo por el reclamo de las utilidades y las recientes dos huelgas de Matamoros el 3 de octubre que se resolvieron favorablemente el 18 de octubre, pero que enfrentaron dos políticas contrarias a derecho: la de “cero huelgas” que entiende éstas como delitos y no como derecho universal y contra el tope salarial que niega la libre negociación colectiva. No obstante las dos huelgas ganaron. El conjunto habla de un avance extraordinario de la organización, lucha, resistencia y avances. Y un enorme sentido de la solidaridad interna de los mineros, nacional e internacional.

Sin olvidar nunca sus compañeros muertos en las luchas de antes y las de 2006 en adelante: dos en Lázaro Cárdenas, uno en Nacozari, otro en Fresnillo, sin contar los heridos por agresiones de golpeadores, más los heridos y los muertos en las minas por irresponsabilidad patronal y de autoridades

  1. La Huelga de Lázaro Cárdenas

Abren las minas en lo inhabitado, / en lugares olvidados, donde el pie / no pisa.

El libro de Job.

Los habitantes de Lázaro Cárdenas suelen decir que el corazón de la economía de la región es la planta siderúrgica, que emplea a más de 6 mil obreros, e indirectamente a 24 mil. Los líderes de otros gremios reconocen a los mineros de la sección 271 como “hermanos mayores” y en sus luchas un “ejemplo digno” de Michoacán. Por eso la marcha y el acto público del 12 de marzo fue de alto impacto, por el clamor solidario de 17 organizaciones sociales, igual que la asamblea de casi 2 mil mineros que decidió levantar la huelga.

De las cualidades de la huelga, cabe destacar la unidad minera y la firmeza de su decisión. Por eso cuando el 4 de marzo la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) negó el derecho de huelga una hora antes de iniciarse y el mismo día la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) se sumó a la aberrante resolución inconstitucional, los obreros de Lázaro Cárdenas reforzaron sus guardias. Mientras Napoleón Gómez Urrutia y el Comité nacional informaron y orientaron a fondo a los obreros sobre las agresiones de las autoridades.

El conflicto lo originan las violaciones al CCT cometidas por ArcelorMittal Hierro. Por eso el SM emplazó a huelga el 18 de junio de 2015, prorrogando el inicio de la huelga hasta 16 veces, por las pláticas conciliatorias con la empresa y con la aprobación de la JFCA, como consta en actas. La principal violación de la empresa fue incumplir la cláusula 100, de reubicar a los 206 obreros de la planta coquizadora, sin despidos. Asimismo, pagar lo previsto en el CCT, a 87 obreros los días de solidaridad con los mineros de Pasta de Conchos y con los afectados por la contaminación de los tóxicos en el Río Sonora, ambos actos del gran depredador de vidas mineras y de la naturaleza, Germán Larrea, de Grupo México.

A pesar de que el Sindicato cubrió los requisitos legales, el 4 de marzo, la empresa se negó a negociar, por lo que el SM ratificó su derecho de estallar la huelga. Pero justo una hora antes de iniciarse, la JFCA decidió “archivarla”, por prorrogarla el sindicato de modo unilateral, un argumento falso, que carece de fundamento, para negar un derecho de rango Constitucional.

El 4 de marzo (http://www.gob.mx/stps/prensa/comunicado-22022) La Secretaría de Trabajo reiteró la postura de la JFCA, poniendo en peligro el derecho de huelga, pero más grave aún fue amenazar al Sindicato Minero: “Ante la toma de las instalaciones de la empresa… la STPS exhorta al Sindicato… a conducirse con pleno respeto a la Ley.”… “(Por) Las denuncias que la empresa ha interpuesto, esta Dependencia ha solicitado a las autoridades competentes, a nivel estatal y federal, que en uso de sus facultades legales garanticen la seguridad de personas y bienes al interior y exterior del centro de trabajo.” Y reiteró la STPS que: “no se trata del estallamiento de una huelga sino de un paro ilegal de labores”, con lo que Insinuó el desalojo violento de los trabajadores.

Tal amenaza indudablemente inquietó a los mineros y a los trabajadores del país y del mundo que mandaron cartas al gobierno, lo mismo que los artistas Elena Poniatowska, David Huerta, Paco Ignacio Taibo II y el Obispo Raúl Vera.

El gobierno malinterpretó la solidaridad sindical internacional como: “una intromisión de extranjeros en la vida interna del país”, ignorando el artículo 3 de la Constitución, que dice que se fomentará “la conciencia de la solidaridad internacional”.

Y si no fuera suficiente, la empresa recurrió a añadir un conflicto colectivo de naturaleza económica, pidiendo a la JFCA que autorizara el despido de los 206 mineros, sin cumplir el CCT, a lo que de inmediato ésta dio trámite y fecha de audiencia el 9 de marzo, haciendo cada vez más tortuosas las negociaciones, pues se puso como condición para la conciliación, levantar primero “el paro”, porque, se dijo, “pone en peligro la paz social”.

Anteriormente, la autoridad declaraba inexistentes las huelgas, pero desde que el SM ganó los amparos de las huelgas: 4 de Cananea, 2 de Taxco y 1 de Sombrerete, y los juzgados concedieron las suspensiones provisionales, dejaron sin efecto las resoluciones de la JFCA, entonces la autoridad buscó otras vías, como “el archivo de la huelga”, que también aplica a otros movimientos gremiales en estos días.

La huelga es un recurso fundamental de los trabajadores para presionar a los patrones que incumplen con la ley y sus obligaciones. La huelga no es el conflicto sino su solución, cuando el patrón abusa de su fuerza económica y política. ¿Por qué, entonces, la autoridad desconoce un derecho tan importante, que sirve justo para lograr el equilibrio social y de derechos entre los factores de la producción?

La política de “cero huelgas y de paz social” entiende erróneamente el derecho de huelga, porque no es un delito ni un acto que quebrante la ley, al revés: es un derecho humano universal y constitucional.

Tal postura la sostuvo el Sindicato Minero a lo largo de 10 días que duró la huelga (y que durante nueve meses negoció para evitarla). Por eso las guardias en las instalaciones de la empresa reforzaron la disciplina, la unidad, la responsabilidad y organización, que son la fuerza de los obreros y de su dirección, encabezada por Napoleón Gómez Urrutia.

Afortunadamente, a última hora la autoridad privilegió el diálogo entre el sindicato y la empresa, y ésta resolvió en primer lugar reubicar a los 206 mineros, cubrió las faltas de los 76 trabajadores por solidaridad y pagó el 100% de los salarios caídos. Tomando la última palabra la asamblea soberana de la sección 271 de Lázaro Cárdenas, que levantó la huelga.

  1. El triunfo de la libertad sindical en la mina Hércules, Coahuila

Lo sobresaliente de esta lucha, de la que hemos hablado antes, fue enfrentar las condiciones más difíciles de que se tenga memoria. El empresario apostó en este recuento su estrategia de legalizar las 10 secciones y los 10 CCT que ahora tiene por la fuerza e irresponsabilidad de las autoridades; se trata de un lugar aislado en donde está la mina; por los antecedentes de violencia del patrón y sus golpeadores y porque recientes asambleas del sindicato blanco habían sido favorables a ellos.

Todo eso llevó al sindicato patronal a demandar al SM la titularidad del CCT, realizándose el recuento de votos el 14 de abril de 2016 y el resultado tuvo eco en todo el estado de Coahuila y en cada una de las 10 empresas, en particular en la siderúrgica más grande del país, Altos Hornos de México, con dos plantas de casi 8 mil obreros, a las 6 de la tarde al concluir el recuento llegó la noticia a los patios de la empresa, donde se hizo una fiesta de abrazos y algarabía por el triunfo democrático del SM. Logrado con inteligencia y una labor espacial: “minero por minero”, para contrarrestar la violencia y la propaganda sucia de la empresa.

No obstante, la empresa en los hechos se negó a cumplir el laudo y la autoridad a hacer valer su resolución, lo que mina el estado de Derecho. Pero a la empresa se le frenó su estrategia en las 10 secciones, el gran triunfo es incompleto[26].

  1. Las trasnacionales en el marco de la corrupción y la degradación sindical

¡Salud, oh creadores de la profundidad!

César Vallejo. 1934.

Cuando se estableció la empresa coreana en 2011 en Baja California Sur, en la vieja mina El Boleo, como Servicios y Desarrollos Meseta Central, SA de CV, ya había pactado con un sindicato blanco un CCT, aún antes de contratar a los obreros y de poner en marcha la producción, recibió ·”una ventaja comparativa” como oferta oficial. Violando las partes involucradas el derecho de libertad sindical y otros derechos más que derivan de aquel, como la democracia sindical, la libre elección de su dirección, la libre negociación colectiva, etc.

De tal suerte que al llevar 4 años de operación la planta, los obreros advierten que el sindicato no había realizado una sola asamblea, no había información ni se daba a conocer el CCT, ni los estatutos sindicales, etc. Apenas sabían el nombre del líder porque él intervenía apoyando invariablemente a la empresa.

En México se haya institucionalizada la corrupción y el incumplimiento de la ley, no cuentan las normas para los negocios. Por lo cual en esta empresa se trabajó sin las medidas básicas de seguridad, letreros, señales de seguridad y el colmo, el 2 de abril de 2016, la mina subterránea se quedó sin luz en plena operación, ocasionó un derrumbe y tres heridos. Ante las constantes negativas del patrón y el “líder” a hacer caso a los reclamos obreros, el 20 de abril de 2016 pararon la empresa con una protesta de los mineros que se pusieron al frente de la trasnacional. Los obreros pidieron el apoyo del SM para exigir que se cumplan las normas de seguridad, de trabajo y de libertad sindical, ya que el SM tuvo la titularidad del CCT de El Boleo de 1935 a 1985, cuando laboró la planta y cerró en la última fecha[27].

La protesta y el paro de labores llegaron al 5 de mayo, cuando que la empresa con el apoyo de los gobiernos federal y estatal acude a la violencia para desalojarlos con el apoyo de la policía, negándose al diálogo y conciliación en todo momento. La demanda de titularidad el SM la interpuso el 25 de abril, para hasta el momento la autoridad se ha negado a dar la fecha del recuento sabiendo que el SM ganaría.. En cambio la empresa ha despedido a los dirigentes y simpatizantes del SM. No obstante organizan la resistencia y las campañas informativas.

  1. El derecho de huelga en peligro

Pese a las huelgas ocurridas en el país, el gobierno federal insiste y se vanagloria de su política de “cero huelgas”, quizá sea otra ventaja comparativa no confesa, por lo que al llegar a las 9 horas el 3 de octubre de 2016 a las audiencias de pre-huelga de las secciones 150 y 234 de Matamoros, Tamaulipas, se encontraron con la sorpresa de que la autoridad de la JFCA interrumpió las audiencias sin permitir al SM ratificar las dos huelgas, pero dejó “abierta” las audiencias indefinidamente, todo eso imprevisto en la Ley. Con tal de impedir las dos huelgas. No obstante, las dos huelgas iniciaron a las 12 horas del día, mismas que fueron bien preparadas.

La presión ilegal de la JFCA se debió a que la empresa solo otorgaba el 3% de aumento salarial, o sea el tope oficial, porque el gobierno no le permitía más, según dijo la empresa. Para la empresa las dos huelgas eran reales, no una fantasía. Por lo que el 19 de octubre llegó a un acuerdo con el SM: otorgó el 6% de aumento salarial y el 6% en prestaciones. Fueron dos importantes huelgas del SM.

¡Son algo portentoso, los mineros
remontando sus ruinas venideras,
elaborando su función mental
y abriendo con sus voces
el socavón, en forma de síntoma profundo!

César Vallejo. 1953.

Cuadro I. Reparto del territorio nacional por concesiones mineras

AÑO GOBIERNO TÍTULOS DE PROPIEDAD HECTÁREAS
1993

1994

Carlos Salinas 2,760

2,360

1,745,700

2,081,400

TOTAL 5,120 3,827,100
1995

1996

1997

1998

1999

2000

Ernesto Zedillo 1,510

1,510

2,080

500

2,000

1,900

2,191,900

3,185,800

9,525,100

7,732,100

7,347,000

4,939,500

TOTAL 9,500 34,921,400
2001

2002

2003

2004

2005

2006

Vicente Fox 2,170

3,761

2,560

2,195

2,904

2,284

2,559,500

5,643,600

2,378,000

3,140,000

6,634,600

4,773,800

TOTAL 15,874 25,129,500
2007

2008

2009

2010

2011

2012

Felipe Calderón 2,423

2,152

2,327

2,007

2,022

1,343

8,377,900

6,147,000

7,411,000

4,011,300

4,429,000

4,300,300

TOTAL 12,274 34,676,500
TOTAL

1993-2012

 

42,768

 

(Cifra corregida)

 

97,868,100

 

(98,554,500)

 

Fuente: La Jornada, nota: Roberto González Amador, 6-IV-15. Con datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, del Servicio Geológico Mexicano y de la Secretaría de Energía, Sistema de Administración Minera.

Cuadro: Sindicato Minero. Elaborado por Ramón Blancas.

Nota: En 1992, el gobierno de Salinas reforma la Ley Minera, los artículos 6 y 19, con las concesiones crean un nuevo tipo de propiedad: “superior a cualquier otra”, volviendo el reparto de territorio minero el privilegio de unos cuantos (como las compañías deslindadoras de la época porfirista), que como se nota es con los gobiernos llamados neoliberales cuando se desborda la entrega de las riquezas nacionales, antes protegidas por la Constitución y leyes reglamentarias, ahora al servicio de las trasnacionales.

Comentario: si comparamos las hectáreas entregadas a los dos principales barones de la minería mexicana –Larrea y Bailleres– con la que se ha entregado a las empresas transnacionales, sobre todo de Canadá, veremos que más del 60% es a extranjeros. Desde luego aquí solo se habla de terreno en hectáreas, no del tipo de minería, ni de inversión y ganancia.

Lo importante es la enorme entrega que se ha hecho del territorio nacional y que las concesiones de gobierno gocen del privilegio legal de que se hagan “por utilidad pública” y “sean preferentes sobre cualquier otro uso o aprovechamiento del terreno” (art. 6 de la Ley Minera) y que “las concesiones mineras confieren derecho a: IV: Obtener la expropiación, ocupación temporal o constitución de servidumbre de los terrenos indispensables para llevar a cabo las obras y trabajos de exploración, explotación y beneficio, así como para el depósito de terrenos, jales, escoria y graseros, al igual que constituir servidumbres subterráneas de paso a través de lotes mineros.” (Art. 19, fracción IV.) Por primera vez se usan conceptos de fondo como “utilidad pública” y “expropiación”, para beneficiar a particulares extranjeros y nacionales. En realidad se trata de grandes oligarcas trasnacionales, no de capitales nacionales o locales, son internacionales, neoliberales de la era global.

Cuadro II

FAMILIA BAILLERES
AÑO GOBIERNO TÍTULOS HECTÁREAS
1958 – 1964 López Mateos 1 13
1964 – 1970 Díaz Ordaz 1 28
1970 – 1976 Luis Echeverría 6 344
1976 – 1982 López Portillo 28 3,442
1982 – 1988 De la Madrid 29 2,040
1988 – 1994 Carlos Salinas 30 3,819
1994 – 2000 Ernesto Zedillo 89 38,533
2000 – 2006 Vicente Fox 756 911,366
2006 – 2012 Felipe Calderón 1,239,273
2012 Peña Nieto 21 62,339
TOTAL 961 2,261,197

FAMILIA LARREA
AÑO GOBIERNO TÍTULOS HECTÁREAS
1876 – 1910 Porfirio Díaz 5 185
1934 – 1940 Lázaro Cárdenas 4 531
1958 – 1964 López Mateos 7 59
1964 – 1970 Díaz Ordaz 4 15
1970 – 1976 Luis Echeverría 11 381
1976 – 1982 López Portillo 45 5,305
1982 – 1988 De la Madrid 39 1,106
1988 – 1994 Carlos Salinas 65 16,171
1994 – 2000 Ernesto Zedillo 60 10,584
2000 – 2006 Vicente Fox 293 143,240
2006 – 2012 Felipe Calderón 118 271,500
2012 – Peña Nieto 9 54,922
TOTAL 660 503,999

Fuente: La Jornada, nota: Roberto González Amador, 6-IV-15. Con datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, del Servicio Geólogo Mexicano y de la Secretaría de Energía, Sistema de Administración Minera.

Cuadro: Sindicato Minero. Elaborado por Ramón Blancas.

Nota: Las cifras no incluyen los cambios que las concesiones mineras han tenido en los gobiernos, por ejemplo, la concesión de Rosita y Pasta de Conchos, a favor de Germán Larrea, en 1993 tenía 250 has., pero en 2013 aumenta a 455 has. Datos de la Dirección General de Minas, Secretaría de Economía. Parece un premio por la muerte de 65 mineros del 19 de febrero de 2006, ampliar las hectáreas sin producción de 9 años.

Comentario: es con los gobiernos panistas de Fox y Calderón los que hicieron las más “generosas” concesiones en 12 años, seguidos de Peña Nieta en un año. La propiedad de Bailleres en los dos sexenios sube al 95% de todas las concesiones mineras de la historia. En el caso de Larrea al 82% en 12 años y en un año de Peña Nieto el 11%.

Ambas familias son las más poderosas de la minería “mexicana”. Tienen además otras propiedades y negocios.


[1]  Gómez Urrutia, N., El colapso de la Dignidad. Edición Colofón SA de CV y La Jornada Ediciones. Impreso en Estados Unidos 2014. Expone las principales agresiones a los mineros y a él, así como las luchas, la dignidad y los avances de la organización minera. Con los comentarios de importantes dirigentes sindicales del mundo.

[2]  En las Quejas ante la OIT está ampliamente documentados estos conflictos, el caso 2478 del 22 de julio de 2008 sobre el ilegal retiro de la toma de nota de NGU presentado por la FITIM, y el caso de los contratos colectivos de protección patronal (CCPP) el caso 2694 presentado por la FITIM el 5 de febrero de 2009.

[3]  Sobre la tragedia de Pasta de Conchos del 19 de febrero de 2006, está ampliamente documentada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) con información oficial en sus Recomendaciones núm. 26/2006, después sobre otro caso –mina Lulú– que hace referencia a la irresponsabilidad de los inspectores de la STPS, la Recomendación 12/ 2011 y una más sobre Pasta de Conchos la 64/2008, tales recomendaciones son públicas.

[4] El Informe Anual de Grupo México 2005 contiene los datos de los conflictos o las huelgas en Estados Unidos, Perú y México de 2004, Informe que presenta GM a la Bolsa Mexicana de Valores.

[5] M. Ladd, D., Génesis y desarrollo de una huelga. La lucha de los mineros mexicanos de la plata en Real del Monte, 1966-1975. Ed. Alianza editorial. 1992.

[6] García, P., Con el Cura Hidalgo en la Guerra de Independencia. Empresas Editoriales 1948. El autor fue amigo y compañero de Miguel Hidalgo lo siguió en sus luchas de 6 meses, en el “incendió la pradera” levantando al pueblo por su independencia de España. Estuvo presente en la caída de la fortaleza de la Alhondiga el 28 de septiembre de 1810, cuando el Pípila, Juan José de los Reyes Martínez Amaro usó la pólvora contra la fortaleza.

[7] Aguilar, A., Dialéctica de la Economía Mexicana. Ed. Nuestro Tiempo. 1967. Igual otros autores definen que el México desde finales del siglo XIX ya era un sistema capitalista, pero subdesarrollado y dependiente, por el dominio del imperialismo norteamericano desde entonces.

[8] El programa del Partido Liberal Mexicano de 1906 –que encabeza Ricardo Flores Magón–, reconoce a la clase obrera y al campesinado como sujetos colectivos con derechos políticos, laborales, sociales y económicos, por lo tanto como actores políticos del cambio al que llama el PLM. Además de influir políticamente a las fuerzas de la revolución de 1910 y de influir en la Constitución de 1917, reconoce a obreros y campesinos un potencial de lucha en 1906. Lo que la historia demostró.

[9] Aguilar, J. (coordinador), Minero Metalúrgicos. De la serie: Los sindicatos nacionales. GV editores. 1987. El libro recoge una serie de estudios sobre el gremio minero metalúrgico y sus luchas históricas, uno se dedica a la creación del Sindicato Minero en 1934, el 11 de julio. Que fue el segundo y definitivo intento, el primero fue en Rosita, Coahuila, en 1911, pero al adherirse a la CROM en 1918 naufragó.

[10] Meyer, L., Las raíces del nacionalismo petrolero en México. Ed. Océano. 2009. Guadalupe Rivera Marín: El Mercado de Trabajo. Ed. FCE, 1955. Ambos autores con distintas fuentes señalan el enorme crecimiento de la tasa de sindicalización en México de 1934 a 1940, la era cardenista, del 300% o sea de 300 sindicalizados a 900 mil en esos 6 años. De igual magnitud fueron las huelgas que hubo y el impactante crecimiento de la economía nacional, impulsada por el estado cardenista con nacionalizaciones, la creación de empresas estratégicas, la reforma agraria, educación obrera y campesina, que finalmente impulsa un crecimiento de 30 años, de 1940 a 1970, arriba del 7 y 8% del PIB.

[11] Rojas Coria, R., Tratado del Cooperativismo Mexicano. FCE. 1952. Es el estudio más serio del cooperativismo, el hermano del sindicalismo poco estudiado y menos apreciado, que nos da cuenta que cuando más creció en México fue en el cardenismo: de 778 cooperativas a 1,715 de 1934 a 1941, de 21,762 cooperativistas a 163, 501 y su capital de un millón 524 mil pesos a 15 millones 266 mil.

[12] Ver escrito de Elizondo, J.M. sobre “la huelga general de mineros de 1944”, en revista Trabajo y Democracia Hoy, no. XX: Las 100 luchas obreras del siglo XX. 5ª edición de 2010. Coord. Cortés, G. y Alzaga, O. Es una de las reflexiones más lúcidas de un líder sindical antiimperialista y en plana guerra mundial.

[13] Ver el excelente estudio del modelo neoliberal en chileno impuesto en la dictadura de varios autores, en la revista Problemas del Desarrollo no. 234, de la UNAM. Exhiben los modelos neoliberales creados por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para destruir los derechos del trabajo y la seguridad social. Fuera de la dictadura chilena, el primer país en aplicar el modelo, fue Colombia en 1990 con la Ley 50 laboral.

[14] Los 55 millones de de dólares que tuvo que entregar GM al SM, se volvieron motivo de una sucia campaña publicitaria en TV, radio y prensa, que acusó por dos años a NGU de haber robado ese dinero a los mineros y que esa era la causa de que radicara en Canadá: huir de la justicia mexicana. Los spots de Televisa y Tv-azteca fueron impactantes, hasta personas de izquierda y universitarios creyeron la mentira. Pero cuando el SM apoyado por la FITIM presentó el 19 de junio de 2007 al presidente Felipe Calderón y a la Cámara de Diputados el estudio detallado del reparto de los 55 millones, hecho por una casa Suiza, esos medios callaron, salvo excepciones como Carmen Aristegui, Miguel A. Granados Chapa, la Jornada y otros. Las poderosas televisoras son expertas en hacer campañas sucias en los fraudes electorales y contra personas honestas.

[15] El informe anual de GM de 2005 ante la Bolsa Mexicana de Valores, señala los conflictos sindicales que le presentaron a GM en Perú, Estados Unidos y México, en apoyo y solidaridad con el SM en 2004. Lo mismo que el investigador Francisco Zapata del Colegio de México en su ensayo: Las huelgas mineras en México 2005-2006. Del corporativismo a la autonomía sindical. Revista Internacional de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad de Monterrey–UDEM. Primavera, 2007.

[16] Un suplemento especial de La Jornada del 14 de noviembre de 2011, dedicado a la: Minería 500 años de saqueo. Ilustra ampliamente la entrega del 26% del territorio nacional, ya que la Ley Minera reformada en 1972 por Salinas de Gortari en el artículo 6, determinó que la explotación minera era un derecho de propiedad preferente ante las demás propiedades. Y siendo el mismo gobierno el encargado de otorgar las concesiones mineras a los particulares quedó redondeado el negocio de la privatización minera y la entrega de la soberanía nacional y popular. Otros estudios señalan que es el 21% del territorio nacional. Pero el doctor Federico Guzmán López afirma que para el estado de Zacatecas llega al 40%, debido a que es una región minera de 500 años de historia.

[17] Hasta la fecha de hoy el gobierno federal sigue reteniendo 20 millones de dólares de los famosos 55 millones, como embargo de las demandas laborales.

[18] La declaración presidencial parecía propia de una riña callejera: “les ganamos, recuperamos la histórica mina de Cananea”. La Jornada 2 de diciembre de 2011.

[19] La STPS emitió un Comunicado 116/2011, del 27 de junio de 2011 en el que responde a La Alianza Minera Nacional del Sindicato Minero, que las tomas de nota solicitadas entre el 16 y 30 de abril de 2010, para las secciones 27, 71, 147, 205, 239, 259, 288, 293 y 303, la STPS acordó “el desechamiento”, además, el poder judicial también había negado los amparos por el mismo motivo, agregando AMNSM “no es una agrupación sindical registrada ante la STPS.” Lo que muestra que desde su surgimiento en 2008 fueron un grupo al servicio del patrón, que con el uso de la violencia eran un grupo de golpeadores contra el SM y al servicio del patrón. Después, en dos desplegados públicos de prensa, uno local en Coahuila del 22 de abril de 2014 se declararon “Autodefensas”, al margen de la ley y las autoridades, y en otro desplegado nacional de prensa del 28 de abril de 2014, repitieron su proclama, pero ahora dirigida al presidente Peña Nieto. Para que luego en otro desplegado nacional, del 27 de junio de 2014, se autodefinieran en “El Block minero del estado de Coahuila”. Hasta que en enero de 2015 obtuvieron el registro como sindicato nacional de la STPS.

[20] El oligarca Alonso Ancira dueño de la AHMSA y el Grupo Acerero del Norte (GAN) procede con el sindicato “democrático” como si fuera su propiedad, lo usa como sindicato blanco tan burdamente, como a su vez hace declaraciones en la prensa estatal de amplia fama pública en contra del SM y su dirigente NGU. Aún no se adapta a dejar de ser nuevo rico para sumir su papel de oligarca, que declaran a través de otros, no personalmente.

[21] El parecido de la burguesía mexicana con la de España es natural, dirían los especialistas en economía política e historia, aquella es hija de ésta –la Nueva España–, ya lo habían notado los pintores David Alfaro Siqueiros y Josep Renau en el mural El Retrato de la Burguesía de 1940, que hicieron con otros pintores en el SME. Como Buñuel en sus películas Ensayo de un crimen, Él y El Ángel exterminador. Y Alejandro Galindo en su película Doña Perfecta, una estupenda adaptación de la obra de Galdós al ambiente mexicano, que recrea la pugna entre conservadores y liberales.

[22] Guzmán López, F., Economía Política del Despojo Territorial. Mega minería a cielo abierto en Zacatecas bajo el capitalismo global, 1982-2014. Tesis de doctor en la Universidad de Zacatecas, agosto de 2016. Una investigación que documenta el despojo territorial, el extractivismo que practican las grandes empresas mineras, la economía de enclave, de los mega-proyectos referidos a Zacatecas, en un estado minero del país. Asimismo, la falta de ratificación del Convenio 176 de la OIT sobre seguridad y salud en las minas y la corta reforma laboral de 2012 que solo incluyó a los mineros del carbón y no a la mayoría, el 92% de los mineros han agravado la inseguridad en las minas de México, ya que la ley laboral de aquí resulta tan irracional que exige a los obreros que vean en peligro su vida o su salud, que antes de retirarse avisen a la Comisión Mixta de Seguridad o a un inspector de la STPS. Por lo cual el SM presentó una Queja ante la OIT pidiendo que México ratifique el Convenio 176 de la OIT, el 22 de julio de 2016.

La historia de “Los muertos en la minas del carbón” es patética por la forma en que se repiten las tragedias en que mueren los obreros. Ver la revista Trabajadores no. 112, de la Universidad Obrera, enero febrero de 2016, el artículo de Nahir Velasco y Oscar Alzaga.

[23] Federico Guzmán afirma que: que el despojo territorial y el extractivismo a cielo abierto de la mega minería ha causado daños enormes a las poblaciones y a la naturaleza, en particular al equilibrio ecológico, que no tiene control, en países como el nuestro.

[24] Germán Larrea el dueño de GM y de Buenavista del Cobre en donde se produjo el derrame de 40 metros cúbicos de tóxicos y metales pesados en el principal río de Sonora, se atrevió a declarar que “el derrame había sido por las lluvias atípicas” que desbordaron la presa de jales. En este caso, el único atípico es el patrón que no cumple con las normas de seguridad que son preventivas, precisamente para evitar esos daños tan brutales al equilibrio ecológico, a la naturaleza, la agricultura, pesca y ganadería de las cuencas del río y sus afluentes, como sobre todo a la salud de los pobladores de 7 municipios y la ciudad de Hermosillo. El SM interpuso una denuncia de hechos ante la PGR:

[25] Ermida Uriarte, O., El Derecho Internacional del Trabajo. Conferencia en el Diplomado de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal. México, 15 de noviembre de 2007. Compartió el tema con Antonio Baylos, Horacio Meguira y Gillermo Gianibelli, Antoine Jeammaud y Jesús Campos Linas.

[26] De la Mina Hércules del Grupo Acerero del Norte se ha negado acatar el laudo, lo mismo que el Sindicato que perdió el recuento, con la complicidad de las autoridades de trabajo y de las administraciones estatal y federal, incluso con conocimiento de las Cámaras de Diputados y Senadores, sin dar respuesta nadie, el 11 de mayo de 2016 el presidente de la JFCA como un mero trámite burocrático responde al incumplimiento del Laudo. En torno a estos casos de libertad sindical se paraliza la justicia en México.

[27] De modo similar al anterior, por tratarse de una exigencia de libertad sindical se haya paralizado el expediente colectivo y también el individual por el despido de los dirigentes. 13 casos colectivos tiene paralizados la Junta Federal, relativos a la libertad sindical, mismos que se han denunciado ante la OIT.